Credisolucion la solución a tus préstamos personales


Información útil: TAE

> PREGUNTAS FRECUENTES

> TAE

Las siglas del término financiero TAE corresponden a Tasa Anual Equivalente o Tasa Anual Efectiva. Este dato es el resultado de una fórmula matemática que incorpora el tipo de interés nominal, las comisiones y el plazo de amortización de la operación.

¿QUÉ INCLUYE EL TAE?

En productos ahorro: Recoge las liquidaciones de pago. Concretamente, es la tasa que realmente produce el dinero en juego. El dinero invertido en un producto financiero dará unos beneficios al cliente, el cual, si quiere disponer de ese dinero antes, supondrá unos intereses que corresponden al TAE, la suma de los valores futuros de los flujos de interés.

En préstamos: tanto en los préstamos de consumo o personales como en los hipotecarios, el T.A.E. incluye dos conceptos que son la comisión de apertura y la de cancelación anticipada. La variación está en el porcentaje que en préstamos al consumo es más alto porque son operaciones de mayor riesgo para los bancos y aplican comisiones más altas para protegerse.

Comisión de apertura: Bajo esta denominación se esconden todos los gastos originados en las entidades financieras por la tramitación de un contrato crediticio. Habitualmente, la cuantía de esta comisión se cobra de una sola vez, cuando se firma el contrato, sin embargo, es posible pactar pagarla a lo largo de la vida del préstamo.

Comisión de cancelación o amortización anticipada: Aunque no siempre es así, generalmente las entidades financieras reconocen a sus clientes el derecho a cancelar el préstamo total o parcialmente antes de que termine el plazo. Como los intereses están estimados para el total de la vida del préstamo, si ésta se acorta el beneficio del banco o caja es menor. Por ello, al cancelar el préstamo total o parcialmente (con entregas a cuenta) las entidades financieras cobran una comisión, resultado de aplicar un porcentaje sobre la cantidad cancelada o amortizada antes de tiempo. Aquí existe una limitación y es que en los préstamos a interés variable la comisión por cancelación anticipada está limitada por ley al 1%.

El TAE es mucho más preciso que el tipo de interés para saber el coste o beneficio de la operación. Pero en el caso de los préstamos, especialmente los hipotecarios que son más complejos, existen otros gastos inevitables y que no incluye el TAE y que por tanto el consumidor debe tener en cuenta.